Un estilo de vida, nómada digital.

Hoy cada vez más gente, decide combinar un estilo de vida nómada con un trabajo a distancia o un negocio en internet. Crear, ordenar y orientar a que todas las ideas sean claras es lo primero que debes hacer.

Más que una profesión, ser nómada digital es un estilo de vida. La definición más exacta es que este término se refiere a una persona que puede trabajar desde cualquier parte del mundo a través de internet (por eso lo de “digital”).

Las nuevas tendencias y mercados han abierto paso a más de 40 profesiones que se pueden desarrollar recorriendo el mundo, en su mayoría hablamos de personas enfocadas a la mejora de la presencia digital de las marcas o empresas. Entre ellas podemos encontrar; copywriters, diseñadores web, publicistas, fotógrafos, traductores, psicólogos, músicos, consultores, escritores, coach, agentes de seguros, Youtubers, project managers, profesores online, entre otros.

Aunque a veces parezca que solo las personas aptas para este tipo de trabajos son los millennials o creativos, la movida es mucho más grande. Es cierto que no todas las profesiones se pueden ejercer a distancia (por ahora), pero el campo de posibilidades es cada vez más amplio.

Hay veces que, sin quererlo, nos encontramos sumergidos en una rutina que nos impide ser felices en nuestro puesto de trabajo y, como consecuencia, no dar lo mejor de nosotros mismos a la hora de ser productivos y creativos. Es por ello que apuntar a la innovación y nuevos campos en el área profesional abre mentes y desarrolla nuevas habilidades.

Los espacios de coworking son ideales para los nómadas, prestan espacios de trabajo y salas de reuniones a corto plazo, servicios todo incluido (cafetería, internet, networking, entre otros), conexiones estratégicas y disposición en su mayoría 24/7, ideal si en algún momento te encuentras en Moscú pero necesitas realizar una entrega en Colombia.

Si deseas trabajar a distancia mientras viajas vas a tener que moverte con mucha más rapidez, pero sin dejar de disfrutar y conocer cada mercado (país) que visites, para convertir a tu portátil en tu principal aliado, porque recuerda que puedes realizar casi cualquier tarea laboral de forma remota.

Existe un gran desafío, para algunos más complicado que para otros, y es la transformación cultural necesaria para adoptar estas tendencias, empezando por la mentalidad emprendedora y la consecución de la excelencia operativa, que son la clave a la hora de adaptarnos al teletrabajo.

Se tiende a pensar que este estilo de vida no necesita de un cumplimiento de horario, pero esto no quiere decir que no se necesite tener disciplina. Al contrario, derribar todo tipo de barreras geográficas u horarias para favorecer la vida laboral, requiere más compromiso que ir de paso por un pueblo o ciudad.

Colaboración, comunicación y organización, unas de las tantas cualidades necesarias para trabajar viajando. Sin duda, lo que te enamorará de este estilo de vida será no tener una rutina marcada, aunque de igual forma debes establecer horarios para mantener un equilibrio de lo que se quiere con la realidad. Quizás sea el momento de convertirte en un nómada digital, considera todos los beneficios que te ofrece este estilo de vida.

por Karina Benítez